MARKETING DE INFLUENCERS. Tendencias

Una comunicación  que llega a todos los rincones de la red

 

#INFLUENCEONE

Hace unos días, tuvimos la oportunidad de asistir al primer #INFLUENCEONE, evento organizado por Augure, donde desde el primer momento quedó claro que las redes sociales amplifican nuestros mensajes, logrando una repercusión mayor si éstos parten de los llamados  influencers.

“Si el contenido es el rey, los influencers son la mano del rey”, afirmó de forma totalmente acertada Pedro Jareño de Territorio Creativo. A lo que añadía: “El contenido es información, la información genera conocimiento y el conocimiento provoca ventas”. Qué frase más sencilla y cuanta lógica encierra. Que el marketing de contenidos genera “leads” que en muchas ocasiones se traducen en ventas es de sobra conocido y, si a esto le sumamos la mano visible de los prescriptores, ya no solo hablamos de Social Media sino de Social Business, concepto que aún escapa de la mente de muchos CEO´s y directores de empresas.

A menudo se desarrollan muchos estudios para saber qué es lo que realmente provoca que un usuario se interese por un producto/servicio y no por otro, y determinar cuál es la mecánica.

Actualmente está muy interiorizado en la empresas que el entorno cercano del usuario/consumidor es lo que más le influencia, pero con la aparición de los medios sociales, ya no solo tenemos a nuestros amigos y familiares “manipulando nuestras percepciones” con sus comentarios. Ahora las recomendaciones de las personas que forman parte de nuestras redes adquieren  relevancia y les adjudicamos una amable consideración.  Por otra parte, las opiniones de las personas que están online, que han probado el producto y nos informan sobre sus usos, ventajas y desventajas, aportan al consumidor un valor tan significativo como para conformar una compra.

La mesa redonda donde se habló de la relación entre agencias y bloggers y, a su vez, entre estos y periodistas, dejó traslucir algún que otro sinsabor, fruto del desconocimiento de las expectativas de unos y otros.

El blogger necesita contenido de calidad que alimente a sus comunidades. La  actual proliferación del intercambio entre posts y remuneración económica deja entrever la poca ética de algunos de ellos, la falta de objetivos de las agencias y el desconocimiento de estos entornos por parte de las marcas. Si este tipo de actuaciones continúa en el tiempo, no habrá diferencia entre los medios digitales y los blogueros, y los programas de influencers no tendrán ningún sentido.

La metodología básica para detectar a los influencers pasa por identificar, filtrar, monitorización, contactar y analizar los resultados. La fase de contacto ha de ser muy cuidada por parte de las agencias, adoptando ese nivel conversacional necesario en cualquier buena venta. Un bloguero no es un robot, sino un conversador que anima, influye y lleva a la acción a sus lectores a propósito de sus contenidos, por lo que espera cierto respeto por su trabajo.

Las agencias no solo han de fijarse en que los influencers tengan una masa crítica lo suficientemente atractiva para impactar y para que funcione la recomendación, el hecho de que el sector le otorgue determinada reputación ya es signo de que su posicionamiento está consolidado.Las pruebas de producto/servicio se convierten en un acto casi ortodoxo por parte de los influencers con el fin de proporcionar una opinión  contrastada y justificada, un detalle que no debe escapar a las agencias y empresas.

Hace años, desde el punto de vista de la comunicación, los medios tradicionales hacían guiños a los clientes para lograr la complicidad deseada. Hoy en día con la irrupción de los nuevos medios, los influencers se han posicionado como los actuales interlocutores con los clientes. Éstos dan su opinión sobre las marcas a través de cualquier canal abierto para ello y, si no los encuentran, echan mano de sus propias redes para prestar su opinión y quejas.

Si la estrategia corporativa de una marca no es coherente, los usuarios se harán eco de ello a la velocidad de la pólvora y si, además,  se inicia desde la atalaya de un influencer con peso, el alcance puede lograr dimensiones inimaginables. Por lo tanto, desde este foro se insta a la coherencia desde la transversalidad.

Es cierto que hay nuevos soportes de comunicación pero de igual forma han nacido nuevos nodos  de influencers a tener en cuenta en nuestras estrategias de comunicación.

El caso de “Suavinex” con el club de las madres felices y sus más de 400 blogueras es un ejemplo de cómo crear comunidad logrando un alto nivel de engagement gracias a una estrategia bien construida. La blogosfera adquirió tal madurez que se  solidificó saliendo de las fronteras líquidas. La profesionalidad de unos y otros logró que la relación marca/bloguero adquiriese un nivel de compromiso superior. La relación profesional con las marcas se instituyó de tal manera que las blogueras eran un vínculo estratégico con los consumidores. Estos hablaban como expertos y la marca consiguió aportar valor no solo a su comunidad sino también a sus prescriptores, las blogueras.

Un tema candente en digital y en este caso en programas con influencers es el acto de medir resultados. Mediremos esfuerzos en base a criterios de comunicación habituales alineados con los objetivos de negocio establecidos. Hemos de ser capaces de relacionar la COMUNIDAD con el NEGOCIO. Si este concepto no se entiende como tal, los esfuerzos que hagamos serán en vano porque supondrá que la organización no le está dando el valor lo suficientemente relevante para lograr el éxito del que hace gala  la marca Suavinex, que ha logrado el reconocimiento y la gratitud de su comunidad.

anatomia

En la mesa de ciberactivismo y movilización social con influencers no hacía falta mucho consenso para afirmar el poder de este colectivo en la sociedad en red. Se quiso retratar un perfil de este y  no dejaron de aparecer adjetivos como honestidad, transparencia y ética. Ellos son capaces de dar visibilidad a los problemas,  mientras que empresas, países y gobiernos han logrado asimilar la importancia de la viralidad de la información en la red.

El caso de Philips  es un claro ejemplo de cómo crear una comunidad  a través de una buena selección de conceptos con los que la marca deseaba asociarse. Su identidad de marca asociada a innovación deja entrever que para lograr comunidad a través de los medios sociales es igualmente defendible un B2B como un B2C. Todo dependerá del enfoque y la estrategia digital que elijamos.

“Los influencers tienen que contemplarse con visión de negocio pero también con cariño si queremos que las marcas que representemos tengan el eco merecido” poweraxle

 


Comments

comments

comentarios: 1 » tags:

One Response to “MARKETING DE INFLUENCERS. Tendencias”

  1. Excelente aporte,

    Me gustaría compartir con vosotros una reciente plataforma que realiza Marketing de Influencers en internet: http://redinfluencer.com/

    Perfecto para aumentar la visibilidad de las marcas y ayudar a rentabilizar las redes sociales.

    Saludos digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentar