ENERGIA

El sector energético da luz verde a los medios digitales

Cuando hablamos de energía, nos viene a la cabeza la imagen de una industria compleja, la idea de un sector delicado, y en parte es cierto, pero eso no supone que las agencias no trabajen en sus estrategias de comunicación con el mismo ahínco y entusiasmo.

Nos enfrentamos a un público muy amplio y dispar: clientes, inversores, consumidores, medios de comunicación y resto de stakeholders. Además, se trata de un sector que tiene que acogerse a constantes regulaciones , y en el que el estado y la política están muy implicados, mientras el ciudadano de a pie apenas es capaz de entender su técnico lenguaje

Ante este panorama, hay una cosa clara: el sector energético necesita llegar a todos sus públicos. La Responsabilidad Social Corporativa de las compañías (RSC),  sobre todo en esta industria, no es un tema baladí. Muy al contrario, han de cumplir con ese compromiso ético, económico y medioambiental que se les exige. Las crisis están a la orden del día y se necesita una labor de sutileza, de transparencia y de saber hacer que solo los buenos gabinetes de comunicación y el buen sentido de las compañías de energía son capaces de planificar.

Los canales de comunicación online, en los que se incluyen las redes sociales, y resto de medios (blogs, foros, portales etc…) pueden ser un buen aliado o un potente enemigo para las empresas energéticas. Que sea una gran oportunidad o una auténtica amenaza dependerá no solo de agencias de comunicación, sino también de una dirección comprometida con los stakeholders.

Cualquier crisis reputacional puede dar al traste con cualquier proceso de internacionalización y echar por tierra la estrategia de negocio deseada por la industria energética.

La CREDIBILIDAD y la REPUTACIÓN de las compañías es un ACTIVO INTANGIBLE que ha de ser mimado y protegido a través de propuestas y líneas de comunicación claras, transparentes y coherentes. Ahora bien, ¿donde están los límites ante tal acceso de transparencia por parte de todos los públicos involucrados?

Desde poweraxle afirmamos que tomar el pulso al mercado, al sector y a la industria, conocer bien los públicos involucrados, mantener una relación de absoluto entendimiento con la marca/compañía/portavoz a quien representamos y gestionar las relaciones con los medios de comunicación son asuntos vitales. De lo contrario, la reputación de la compañía quedará desprotegida y “a su suerte”. Esta sociedad líquida que se cuela por medios y redes sociales,  navega a sus anchas y es capaz de organizar batallas digitales apoyados por estos periodistas que se hacen eco de este sentir ciudadano.

La comunicación juega un papel crucial en las relaciones empresariales, debe ir ligada a los objetivos de negocio de la compañía y aportar un valor extra. Sin embargo, en este momento a los departamentos de comunicación se le exige mucho más: que prevean posibles crisis, que dibujen posibles escenarios y soluciones de éxito.

El sector energético ha entendido que hay que pasar de situaciones reactivas a gestos proactivos donde es imprescindible una alianza con los medios de comunicación a través de mayor visibilidad de las acciones de la compañía de forma que ésta sea fuente fidedigna de información sobre el sector frente a los grupos de interés.

Continuaremos hablando en próximas publicaciones sobre energía.

 

Imagen: Jumanji Solar(Flickr)